¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Retirados los cargos por homicidio involuntario contra la mujer que perdió su bebé luego de ser baleada

Marshae Jones. Fotografía: AL
Words mor.bo

Update 05/07/2019, 11:30 horas:

Días después de que su caso ocupara titulares alrededor del mundo, Marshae Jones, la mujer de Alabama que enfrentó cargos criminales después de que un tiroteo la llevara a abortar, no será procesada, anunció esta semana el fiscal de distrito de Alabama, Lynneice Washington.

“Después de ver los hechos de este caso y la ley estatal aplicable, he determinado que no está en el mejor interés de la justicia perseguir el procesamiento de la Sra. Jones por el cargo de homicidio por el cual fue acusada por el gran jurado. Por lo tanto, estoy desestimando este caso y no se emprenderá ninguna otra acción legal contra la Sra. Jones en este asunto”.

Desde que se conoció el caso, la oficina de Washington enfrentó fuertes críticas por la acusación de Jones, y los abogados de la mujer habían presentado una moción para que se desestimara el caso. “No hay ganadores, solo perdedores en este triste caso”, añadió Washington.

A finales de junio, los medios de comunicación de Alabama informaron que Jones, una residente de Birmingham de 27 años, había sido detenida por la policía después de que un gran jurado la acusara de cargos de homicidio por la muerte de su feto de 5 meses en un tiroteo. La policía argumentó que Jones había iniciado una pelea con Ebony Jemison, de 23 años de edad, y que era directamente responsable del hecho de que Jemison disparara una bala que golpeó a Jones en el estómago.

La policía acusó inicialmente a Jemison de homicidio involuntario por el tiroteo. Pero un jurado se negó a acusarla, diciendo que Jones inició el altercado y que Jemison estaba actuando en defensa propia cuando le disparó a Jones. Ese mismo jurado acusó más tarde a Jones, argumentando que “causó intencionalmente la muerte de su bebé nonato al iniciar una pelea sabiendo que estaba embarazada de cinco meses”.

La acusación fue muy criticada e inmediatamente planteó preguntas sobre por qué la mujer a la que le dispararon era la acusada. Los defensores de los derechos reproductivos argumentaron que la historia de Jones era un ejemplo preocupante de las formas en que las mujeres embarazadas de color son criminalizadas en estados como Alabama, que ha procesado a cientos de mujeres por cosas como el “peligro químico” durante el embarazo. Estos grupos argumentaron que muchas más mujeres embarazadas en el estado podrían ser castigadas a raíz de una ley recientemente aprobada que prohíbe la mayoría de los abortos en Alabama, y que está prevista que entre en vigor en noviembre.

Post original:

Las autoridades del estado sureño de Alabama, en los Estados Unidos, acusaron a una mujer por cargos de homicidio involuntario luego de que perdiera su embarazo de cinco meses al ser baleada en el estómago: dicen que es la culpable de la pérdida del feto. 

Así se dio a conocer por medio de un comunicado emitido por la organización NARAL Pro-Choice, que critica a la justicia de Alabama por haber liberado al atacante y haber arrestado a la víctima. Recordemos que Alabama se encuentra entre los estados que criminalizaron el aborto, y por ende, previenen a las mujeres de escoger qué hacer con sus propios cuerpos.

La mujer identificada como Marshae Jones, de 27 años de edad, se encontraba a las afueras de un establecimiento comercial en Birmingham, Alabama, cuando se vio envuelta en una discusión con Ebony Jemison, de 23 años de edad, quien usó el arma de fuego que portaba para dispararle a Jones en el estómago. Jones fue posteriormente llevada al hospital más cercano y se recuperó, pero perdió al bebé. La pelea se originó entre ambos por dudas sobre la paternidad del infante. 

Inicialmente, las autoridades habían arrestado a Jemison, pero este fue posteriormente liberado, ya que, supuestamente, actuó en defensa propia. Hoy miércoles 27 de junio detuvieron a Jones, alegando que ella fue la culpable de la pérdida del feto por haber iniciado la discusión. 

Ilyse Hogue, presidenta la organización de defensa de los derechos reproductivos antes mencionada, manifestó que “ellos dicen que ‘ella se lo buscó’ y el atacante quedó libre”. 

“Así es el 2019 para las mujeres afroamericanas embarazadas sin ningún tipo de apoyo en un estado rojo. Este es el ahora”.

Entre tanto, Amanda Reyes, directora de Yellowhammer Fund, una organización sin fines de lucro que lucha por los derechos de las mujeres, alegó que “Jones fue la primera pero mañana será otra mujer de color. Quizás por tomarse un trago mientras está embarazada. Y luego, por no conseguir el cuidado prenatal adecuado”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde