CLOSE
Follow 🔥
¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Carrie Lam cede a la presión y retira el el proyecto de extradición de Hong Kong

Manifestantes en Hong Kong. Fotografía: SCMP
Words mor.bo

Update 04/09/2019, 11:50 horas:

Carrie Lam, líder de Hong Kong, retiró formalmente el tan despreciado proyecto de ley de extradición que desencadenó la crisis de protestas de casi tres meses de duración que ahora agita la ciudad asiática.

Lam creará una plataforma de investigación para investigar las causas fundamentales de los disturbios sociales y sugerir soluciones para el futuro, sin llegar a convertirla en una comisión de investigación de pleno derecho, como exigían los manifestantes.

La decisión de retirar el proyecto de ley significa que el gobierno finalmente está accediendo a por lo menos una de las cinco demandas de los manifestantes, que han salido a las calles en las últimas 13 semanas para expresar no sólo su oposición a la legislación, sino a la gobernanza general de la ciudad en manifestaciones que se han vuelto cada vez más violentas.

Aparte de la retirada formal de la legislación, los manifestantes pidieron al gobierno que establezca una comisión de investigación para investigar la conducta de la policía al abordar las protestas, conceder amnistía a los que han sido arrestados, dejar de calificar las protestas de disturbios y reiniciar el estancado proceso de reforma política de la ciudad.

Queda por ver si considerarán que el comité de investigación es adecuado para satisfacer la petición de una comisión. En cuanto a la retirada del proyecto de ley, una fuente del gobierno dijo que Lam enfatizará que la medida fue un procedimiento técnico para racionalizar la agenda legislativa, con el Consejo Legislativo programado para reabrir en octubre después de las vacaciones de verano.

Lam había suspendido anteriormente el proyecto de ley, que habría permitido la extradición de delincuentes a jurisdicciones con las que la ciudad carecía de un tratado, incluido el continente, pero los críticos no quedaron satisfechos. Argumentaron que mientras el proyecto de ley permanezca en la agenda legislativa, hay muchas posibilidades de que pueda ser resucitado dentro del actual mandato del Consejo Legislativo, que finaliza el año próximo.

La directora ejecutiva se puso a prueba, diciendo que el proyecto de ley fue suspendido para señalar que la intención del gobierno (de cerrar las lagunas existentes en la legislación para perseguir a los delincuentes que trataban a la ciudad como un refugio seguro) seguía siendo un objetivo digno y legítimo. Un día después de que suspendiera el proyecto de ley, se estima que 2 millones de personas salieron a las calles el 16 de junio, y desde entonces se han producido más protestas.

El fin de semana pasado se produjeron algunas de las batallas más encarnizadas entre los manifestantes y la policía, cuando la fuerza lanzó una ola de arrestos masivos en vísperas de una marcha prohibida, y los manifestantes lanzaron 100 bombas de gasolina contra objetivos como las comisarías de policía y las comisarías y los edificios del gobierno.

Update 03/09/2019, 12:30 horas

Hong Kong: Carrie Lam asegura que no ha renunciado a su cargo luego de grabaciones filtradas

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, afirmó la mañana de hoy en una rueda de prensa que nunca pensó en discutir su renuncia con el gobierno central de China, después de que una grabación de audio filtrada revelara una conversación en donde dijo que le gustaría renunciar. En la grabación obtenida por Reuters y publicada el lunes por la noche, Lam puede ser escuchada diciendo en una reunión a puerta cerrada que se retiraría si pudiera. También se culpó a sí misma por causar “estragos imperdonables” que han llevado a meses de protestas antigubernamentales en la ciudad.

En su conferencia de prensa semanal, se le preguntó a Lam sobre el audio filtrado. Dijo que era “totalmente inaceptable” que sus comentarios hechos en privado hubieran sido grabados y transmitidos a los medios de comunicación. “Nunca he presentado una renuncia al Gobierno Popular Central”, dijo la jefa del ejecutivo a los periodistas. “Ni siquiera he contemplado discutir una renuncia con el Gobierno Central Popular”.

“La decisión de no dimitir es mía”, dijo, insistiendo en que quería “ayudar a Hong Kong en una situación muy difícil y servir al pueblo de Hong Kong”. También negó la especulación de que ella o su gobierno “tuviera algún papel” en la filtración, siguiendo las sugerencias que podría haber sido orquestada para recuperar la simpatía y restaurar parte del respaldo público perdido en las últimas semanas.

En la grabación obtenida por Reuters, Lam dijo a un grupo de líderes empresariales que lamentaba profundamente haber impulsado el controvertido proyecto de ley de extradición que provocó las primeras manifestaciones masivas en junio, pero insistió en que había sido su decisión hacerlo. “Esto no es algo instruido, coaccionado por el gobierno central”, dijo Lam durante la grabación de 24 minutos.

“Si pudiera elegir”, dijo, “lo primero sería renunciar, después de haber pedido una profunda disculpa”. “No éramos lo suficientemente sensibles como para sentir y comprender” el “enorme grado de miedo y ansiedad entre la gente de Hong Kong frente a la China continental”, añadió. “Es imperdonable que un jefe ejecutivo haya causado este gran caos en Hong Kong”.

Las protestas comenzaron en junio debido al proyecto de ley de extradición, que habría permitido extraditar al continente a personas acusadas de crímenes en China, pero desde entonces se han convertido en un movimiento más amplio a favor de la democracia y en un impulso para investigar la supuesta brutalidad policial.

Aunque Lam se disculpó por el proyecto de ley, la presión para que encuentre una salida a la crisis política, que ya ha comenzado a tener un impacto severo en la economía de la ciudad, ha ido en aumento. En la grabación, Lam también dijo a los líderes empresariales que su incapacidad de “ofrecer una situación política para aliviar la tensión” era su “mayor tristeza”.

Dijo que aunque no es el momento de “autocompadecerse”, se sentía frustrada por no poder “reducir la presión sobre mis agentes de primera línea” o ser capaz de “pacificar el gran número de manifestantes que están tan enfadados con el gobierno, conmigo en particular”.

Update 02/09/2019, 12:40 horas:

Hong Kong: Las protestas continúan con un boicot estudiantil en el primer día de clases

Cientos de miles de estudiantes en Hong Kong realizaron una manifestación el día de hoy para iniciar un boicot de dos semanas en 11 instituciones educativas, advirtiendo de una acción más radical si el gobierno hace caso omiso de sus demandas relacionadas con el proyecto de ley de extradición, ahora abandonado. Las acciones se llevaron a cabo horas después de que más de 1.000 alumnos de secundaria, muchos de los cuales se escaparon de clases para asistir a una manifestación que enviaba un mensaje desafiante de que los meses de disturbios civiles no retrocederían con el comienzo del nuevo período escolar

En la protesta de los estudiantes mayores, celebrada en la Universidad China (CUHK), un mar de gente vestida de negro inundó el Centro Comercial de la Universidad, un gran espacio abierto en el campus de Sha Tin. Muchos llevaban máscaras faciales y cascos. Los representantes estudiantiles leyeron una declaración conjunta en la que piden a los habitantes de la ciudad que continúen presionando para que se cumplan las cinco demandas de los manifestantes. Las demandas incluyen el retiro formal del proyecto de ley de extradición y una investigación sobre el manejo de las protestas por parte de la policía, que han ensuciado la ciudad desde el 9 de junio.

“Ya sean balas, ya sea terror blanco, ya sea el régimen totalitario, cualquier obstáculo que se interponga en nuestro camino nunca será suficiente para romper nuestra determinación”, decía la declaración. Durante todo el mitin, la multitud cantó: “Liberar Hong Kong; la revolución de nuestro tiempo”.

El fin de semana, 18 personas, entre ellas un menor de edad, fueron acusados de motín y posesión de armas ofensivas durante las protestas antigubernamentales del sábado pasado. De ellos, 14 comparecieron en un tribunal abierto el lunes, ya que tres se encontraban todavía en el Princess Margaret Hospital. El caso del menor fue oído a puerta cerrada en el tribunal de menores de Kowloon City y se le concedió la libertad bajo fianza.

Estos acusados se encontraban entre los detenidos en la isla de Hong Kong el sábado, después de que una manifestación cristiana en Wan Chai se transformara en una procesión a la cercana sede de la policía y a la Casa de Gobierno en el centro, mientras que otro grupo marchaba desde la Bahía de Causeway hasta el Almirantazgo. La policía también arrestó a 63 personas esa noche, entre ellas 54 hombres y nueve mujeres de entre 13 y 36 años de edad, en las estaciones de MTR Prince Edward y Mong Kok, que fueron aparentemente vandalizadas por los manifestantes.

Por su parte, Carrie Lam, la líder de Hong Kong, dijo que causó “un caos imperdonable” al encender la crisis política que azota a la ciudad y que renunciaría si pudiera, según una grabación de audio de los comentarios que hizo la semana pasada a un grupo de empresarios. En la reunión a puerta cerrada, Lam dijo al grupo que ahora tiene un espacio “muy limitado” para resolver la crisis porque los disturbios se han convertido en una cuestión de seguridad nacional y soberanía para China en medio de las crecientes tensiones con Estados Unidos.

“Si tuviera elección”, dijo, hablando en inglés, “lo primero es renunciar, después de haber pedido una profunda disculpa”.

Los dramáticos y a veces angustiosos comentarios de Lam ofrecen la visión más clara hasta ahora del pensamiento de los líderes chinos mientras navegan por los disturbios en Hong Kong, la mayor crisis política que ha afectado al país desde las protestas de la Plaza de Tiananmen en 1989.

Hong Kong se ha visto convulsionada por protestas a veces violentas y manifestaciones masivas desde junio, en respuesta a un proyecto de ley de la administración de Lam que permitiría extraditar a personas sospechosas de haber cometido delitos en el continente para que fueran juzgadas en ribunales chinos. La ley fue archivada, pero Lam no ha podido poner fin a la agitación. Los manifestantes han ampliado sus demandas para incluir la retirada completa de la propuesta, una concesión que su administración ha rechazado hasta ahora.

Update 30/08/2019, 16:10 horas:

Hong Kong arresta a activistas sociales para evitar propagación de protestas

Tres legisladores y dos líderes estudiantes fueron arrestados por Hong Kong en una desesperada maniobra para evitar que organizaran una concentración para este sábado 31 de agosto, en conmemoración de los tres meses de manifestaciones que se han llevado a cabo en la ex colonia británica en contra del régimen de China continental en la isla. 

La decisión provino de Carrie Lam, Jefa Ejecutiva de Hong Kong, bajo órdenes del gobierno chino, quien aseguró que su gabinete está considerando si existen otras medidas que podrían tomar para establecer el orden, sabiendo que China ya envió nuevas tropas al territorio, y las autoridades negaron el permiso para lo que se esperaba que fuera una manifestación muy concurrida.

Hoy viernes 30 de agosto en la mañana, los legisladores a favor de la democracia, Cheng Chung-tai, Au Nok-hin y Jeremy Tam, fueron aprehendidos y permanecen bajo custodia de la seguridad de Hong Kong. Adicionalmente, los líderes estudiantiles a favor de la democracia, Joshua Wong y Agnes Chow, fueron detenidos y posteriormente liberados bajo fianza. Andy Chan, el activista social que dirigió el Partido Nacional de Hong Kong — vetado por la burocracia gubernamental de la isla — fue arrestado el jueves en la noche en el aeropuerto de su localidad. 

Los arrestos son el resultado de una semana extenuante y agotadora para la política de Hong Kong, la cual no tuvo opción más que ceder ante la ley de extradición que amenazaba con violar los derechos humanos y la poca libertad que gozan los habitantes de la región — Carrie Lam declaró que la gestión de dicha ley estaba “muerta” y esperaba que las protestas acabaran, pero los manifestantes continuaron declarando su desagrado ante el gobierno central chino y ahora, tras tres meses de manifestaciones, exigen democracia, ya que en Hong Kong, los residentes no escogen a sus gobernantes y solo pueden elegir a la mitad de los parlamentarios. 

Esta ley de extradición le hubiese permitido a China continental extraditar a cualquier sospechoso de homicidio, o de cualquier otro crimen, desde Hong Kong u otro territorio chino, hasta Beijing, para ser juzgados bajo las severas leyes de ese país. Hong Kong, pese a formar parte de China bajo el esquema “un país, dos sistemas”, aún goza de ciertos privilegios que los chinos no tienen, como el acceso a redes sociales sin censura, la libertad de expresión, la libertad de prensa, entre otros. 

Man-kei. Tam, director de Amnistía Internacional de Hong Kong, explicó en un comunicado que se han registrado más de 900 arrestos desde que iniciaron las protestas a principios de junio. Por medio de un comunicado escrito, Tam señaló lo siguiente: 

“La semana pasada, vimos tácticas de miedo sacadas directamente del libro de jugadas de Beijing: organizadores de protestas en favor de la democracia atacados por matones, activistas prominentes arrestados después de ser arrebatados de sus hogares y de las calles, y se prohibió una manifestación importante planificada para el sábado”. 

Pese a que las detenciones de los cinco dirigentes sociales ya mencionados son las más notorias, Tam asegura que existen otros casos de amedrentamiento por parte del gobierno de Lam. Por ejemplo, Rick Hui, un concejal de distrito, también fue arrestado el viernes. Althea Suen, ex jefa del sindicato de estudiantes de la Universidad de Hong Kong, planeó ir a la sede de la policía después de ser detenida por dañar propiedades e ingresar ilegalmente a la legislatura, pero no la encontraron en su casa.

Entre tanto, la policía niega que las detenciones se hayan hecho de forma intencional para paralizar los intentos de la concentración del sábado. John Tse, superintendente jefe de la Subdivisión de Relaciones Públicas de la Policía, declaró que “no existe una relación entre el momento de nuestros arrestos y las actividades públicas”.

Pese a los intentos de Hong Kong de detener la manifestación del sábado, la intención de muchos de concentrarse para protestar se ha hecho sentir en redes sociales. No obstante, las autoridades advirtieron a las personas que asistan a manifestaciones no autorizadas sufrirán las consecuencias. Patrick Kwok, comisionado asistente de la policía, declaró que “no debemos tolerar excusas para violar la ley, por lo que la policía tomará medidas”.

Update 16/08/2019, 11:30 horas:

China se prepara a enfrentar las protestas en Hong Kong con unidades paramilitares en la frontera

Cientos de miembros de la Policía Armada Popular China (PAP) fueron vistos marchando y realizando ejercicios en la ciudad de Shenzhen, cerca de la frontera con Hong Kong esta semana, según periodistas presentes en el lugar, un movimiento que da sospechas de que el gobierno chino podría escalar el conflicto con los manifestantes de la localidad.

Según CNN, más de 100 vehículos paramilitares, incluyendo vehículos blindados de transporte de tropas y camiones de tropas, fueron vistos estacionados en un estadio en Shenzhen, con tropas marchando en traje de faena. Al menos dos de los vehículos llevaban cañones de agua.

Los ejercicios tienen lugar después de 10 semanas de manifestaciones a favor de la democracia en el Hong Kong semiautónomo, incluyendo enfrentamientos cada vez más violentos entre la policía y los manifestantes. Una sentada de manifestantes en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong provocó dos días de cancelaciones de vuelos.

En los últimos días, los medios de comunicación estatales chinos publicaron videos de la reunión del PAP en Shenzhen, mientras que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo en Twitter que la inteligencia de los Estados Unidos confirmó los movimientos de tropas chinas en la frontera., y que espera que el presidente Xi resuelva de manera “rápida y y humanitaria” el problema.

Por su parte, el embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, advirtió a los manifestantes que Pekín no se “sentará y observará” si la situación sigue deteriorándose.

“Tenemos suficientes soluciones y poder dentro de los límites de la Ley Fundamental para sofocar rápidamente cualquier disturbio. Sus movimientos son delitos graves y violentos, y ya muestran signos de terrorismo”.

Esta semana, imágenes de satélite mostraron cientos de vehículos blindados de la policía paramilitar estacionados en un estadio de la ciudad china de Shenzen, cerca de la frontera con Hong Kong, por lo que la preocupación por la posibilidad de que Pekín intervenga para poner fin a las manifestaciones está en aumento.

Aunque los diplomáticos y analistas creen que Pekín tiene pocos deseos de utilizar las tropas del PAP o del Ejército Popular de Liberación para detener las protestas a favor de la democracia, parece que están preparados para cualquier cosa. “Podemos estar seguros de que el régimen entiende que enviar tropas a Hong Kong encenderá las protestas y las quejas de los manifestantes contra China”, dijo a la agencia de noticias AFP James Char, experto militar de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur.

El movimiento de protesta de Hong Kong comenzó a principios de junio en oposición a un proyecto de ley de extradición, que los críticos temían que pudiera ser utilizado para perseguir a los disidentes en la China continental. El proyecto de ley fue suspendido desde entonces, pero las protestas siguen: el martes hubo varios focos de tensión, ya que los manifestantes invadieron la seguridad del aeropuerto, utilizando carros portaequipajes para colocar barricadas frente a los puestos de control de seguridad y bloquearon el acceso de los pasajeros a sus vuelos.

Las autoridades del gobierno chino condenaron enérgicamente a los manifestantes el miércoles, calificando sus acciones de “quebrantar las bases de la ley, la moral y la humanidad”.

Update 09/08/2019, 1:40 horas:

Carrie Lam, líder de Hong Kong, no da su brazo a torcer: su prioridad es “detener la violencia”

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, dijo el día de hoy que su prioridad es “detener la violencia” en lugar de hacer “concesiones políticas” mientras el movimiento de protesta en la localidad asiática seguía adelante con una manifestación en el aeropuerto.

Lam dijo que las interrupciones del tráfico y los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes han perjudicado la economía, en particular los sectores de venta al por menor y de alimentos y bebidas. Las manifestaciones, sin embargo, no están disminuyendo y hay más planeadas para este fin de semana, incluso en el aeropuerto, donde los manifestantes con carteles organizaron una sentada en los pasillos de llegada y salida el viernes para concientizar a los turistas.

La policía dijo que no había recibido una solicitud formal para la protesta en el aeropuerto y advirtió contra la violencia o los disturbios que podrían poner en peligro la seguridad pública. Incluso. emitieron cuatro cartas de objeción para las marchas previstas para el fin de semana.

Entre los carteles de los manifestantes en el aeropuerto figuraban los siguientes: “No hay desorden, sólo tiranía”, mientras que en los panfletos apilados en pilas se advertía a los visitantes sobre el uso intensivo de gas lacrimógeno por parte de la policía. Los agentes de policía dijeron que se utilizaron 800 latas de gas lacrimógeno durante las protestas del lunes, y periodistas y manifestantes dicen que muchos sufrieron irritación de la piel y otras lesiones como resultado de ello.

Aunque el aeropuerto parece funcionar con normalidad, se están realizando controles de identificación adicionales tanto para los viajeros como para los empleados, y las compañías aéreas están aconsejando a los pasajeros que lleguen antes de lo habitual para tomar sus vuelos.

Durante una huelga general el lunes, más de 100 vuelos fueron cancelados porque empleados de aerolíneas y aeropuertos estaban participando en la protesta, y en una rueda de prensa realizada hoy, representantes de la policía de Hong Kong afirmaron que aunque no tenían planeado emitir una prohibición total de las manifestaciones, estarían evaluando cada solicitud basándose en la capacidad de los organizadores para mantener el orden.

Una declaración del gobierno de Hong Kong en la que se hace referencia a las advertencias de seguridad en los viajes emitidas por 22 países y regiones parece reconocer el potencial de las protestas para devastar la crucial industria turística del territorio. El documento indica que el gobierno y la industria turística estaban trabajando para minimizar las interrupciones y que “todos están dispuestos a recibir y ayudar a los visitantes de Hong Kong en cualquier momento”. El gobierno dijo el jueves que las llegadas de turistas cayeron un 26% a finales del mes pasado en comparación con el año anterior y que continuaban cayendo en agosto. La industria del turismo representa el 4,5% de la economía del centro financiero y emplea a unas 250.000 personas, es decir, alrededor del 7% de la población activa total.

Las protestas, desencadenadas hace dos meses por una propuesta de ley de extradición que podría haber hecho que los sospechosos fueran enviados a China continental (donde los manifestantes afirman que podrían ser sometidos a tortura y a juicios injustamente politizados), se han transformado en llamamientos a favor de reformas democráticas más amplias en la ciudad semiautónoma china, junto con la dimisión del jefa del ejecutivo, Lam, y una investigación independiente de los presuntos abusos policiales.

La policía de Hong Kong dice que 592 personas han sido arrestadas desde el 9 de junio, con edades comprendidas entre los 13 y los 76 años. Se enfrentan a cargos que incluyen disturbios, que permiten penas de prisión de hasta 10 años, además de interferir con los deberes policiales y participar en reuniones no autorizadas.

Post original 08/08/2019, 12:28 horas:

“Armas peligrosas”: Protesta en Hong Kong desafía a la policía con un show de lásers luego del arresto de un estudiante

Mientras Hong Kong parece colapsar debido a los enfrentamientos cada vez más violentos entre los manifestantes y la policía en una crisis política cada vez más profunda, cientos de personas se reunieron el miércoles por la noche para un tipo de protesta bastante diferente: un espectáculo de lásers. Tanto la policía como los manifestantes están utilizando intensos rayos de luz unos contra otros, convirtiendo episodios a menudo violentos en escenas surrealistas de ciencia ficción.

Los manifestantes suelen apuntar con lásers a la policía antidisturbios, tanto en sus rostros como en cámaras de vigilancia para contrarrestar el reconocimiento facial. La policía también usó las luces para confundir e identificar a los manifestantes, y ya han comenzado a iluminar con fuertes luces a los periodistas que los acusan de obstruir sus reportajes.

El martes, un estudiante fue arrestado por posesión de un “arma ofensiva” después de ser encontrado llevando 10 apuntadores láser, lo que desencadenó una protesta nocturna frente a una comisaría de policía que los agentes dispersaron con gas lacrimógeno. En respuesta, los hongkoneses iniciaron un llamado “espectáculo de láser” en el museo espacial del puerto, invitando eufemísticamente a otros a “observar las estrellas” juntos, para lo cual también se pueden utilizar los punteros láser.

Los manifestantes apuntaron con sus plumas láser al museo en forma de cúpula, que cerró temprano en anticipación de la protesta, cubriendo la fachada y los árboles cercanos con luces vertiginosas y frenéticas de color verde, púrpura y rojo mientras la multitud estallaba en vítores: “Reclamar Hong Kong, la revolución de nuestro tiempo”, gritaban los manifestantes eufóricos, a una hora que coincidía con un espectáculo nocturno de láser y luz patrocinado por el gobierno, también en el puerto. “No hay fuego, no hay fuego”, decían los manifestantes, después de que la policía afirmara públicamente que los punteros podían iniciar fuego en edificios o en papel periódico.

“Hacemos esto para decirles a los demás que poseer un apuntador láser no significa tener un arma ofensiva, sino que tiene otros propósitos”, dijeron los asistentes. Un hombre de 33 años de edad, apellidado Szeto y que se unió a la protesta, dijo a AFP que los láser no fueron desplegados por los manifestantes para atacar a otros, sino para “protegerse a sí mismos”.

La policía condenó el miércoles el uso por parte de los manifestantes de “pistolas láser fácilmente invasivas” para apuntar a los oficiales, diciendo que los rayos se han vuelto “cada vez más fuertes, y sus colores son cada vez más diversos” en todo el movimiento de protesta. “Hasta ahora, tres de nuestros oficiales han recibido tratamiento médico después de que los manifestantes les dispararan con pistolas láser”, dijo el superintendente en jefe John Tse. “Incluso si el láser no es lo suficientemente fuerte como para causar lesiones, la fuerte exposición a la luz puede causar ceguera por destello”.

La ciudad se enfrenta a su peor crisis política desde que volvió al gobierno chino en 1997, y las protestas cada vez más impredecibles y crecientes han llevado a países como el Reino Unido, Irlanda, Australia, Japón y ahora Estados Unidos a emitir alertas de viaje. Las protestas comenzaron en oposición a una ley de extradición ahora suspendida, que habría permitido que los sospechosos fueran juzgados en los tribunales de China continental. Ahora se han convertido en una reacción violenta contra el gobierno del centro financiero asiático, alimentada por los temores de muchos residentes de erosionar las libertades bajo el control cada vez más estricto de los líderes del partido comunista chino en Pekín.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde