¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

China se prepara a enfrentar las protestas en Hong Kong con unidades paramilitares en la frontera

Camiones y vehículos blindados de transporte de tropas estacionados frente a un estadio en Shenzhen, al otro lado de la frontera con Hong Kong. Fotografía: AFP/Getty
Words mor.bo

Update 16/08/2019, 11:30 horas:

Cientos de miembros de la Policía Armada Popular China (PAP) fueron vistos marchando y realizando ejercicios en la ciudad de Shenzhen, cerca de la frontera con Hong Kong esta semana, según periodistas presentes en el lugar, un movimiento que da sospechas de que el gobierno chino podría escalar el conflicto con los manifestantes de la localidad.

Según CNN, más de 100 vehículos paramilitares, incluyendo vehículos blindados de transporte de tropas y camiones de tropas, fueron vistos estacionados en un estadio en Shenzhen, con tropas marchando en traje de faena. Al menos dos de los vehículos llevaban cañones de agua.

Los ejercicios tienen lugar después de 10 semanas de manifestaciones a favor de la democracia en el Hong Kong semiautónomo, incluyendo enfrentamientos cada vez más violentos entre la policía y los manifestantes. Una sentada de manifestantes en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong provocó dos días de cancelaciones de vuelos.

En los últimos días, los medios de comunicación estatales chinos publicaron videos de la reunión del PAP en Shenzhen, mientras que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo en Twitter que la inteligencia de los Estados Unidos confirmó los movimientos de tropas chinas en la frontera., y que espera que el presidente Xi resuelva de manera “rápida y y humanitaria” el problema.

Por su parte, el embajador de China en el Reino Unido, Liu Xiaoming, advirtió a los manifestantes que Pekín no se “sentará y observará” si la situación sigue deteriorándose.

“Tenemos suficientes soluciones y poder dentro de los límites de la Ley Fundamental para sofocar rápidamente cualquier disturbio. Sus movimientos son delitos graves y violentos, y ya muestran signos de terrorismo”.

Esta semana, imágenes de satélite mostraron cientos de vehículos blindados de la policía paramilitar estacionados en un estadio de la ciudad china de Shenzen, cerca de la frontera con Hong Kong, por lo que la preocupación por la posibilidad de que Pekín intervenga para poner fin a las manifestaciones está en aumento.

Aunque los diplomáticos y analistas creen que Pekín tiene pocos deseos de utilizar las tropas del PAP o del Ejército Popular de Liberación para detener las protestas a favor de la democracia, parece que están preparados para cualquier cosa. “Podemos estar seguros de que el régimen entiende que enviar tropas a Hong Kong encenderá las protestas y las quejas de los manifestantes contra China”, dijo a la agencia de noticias AFP James Char, experto militar de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur.

El movimiento de protesta de Hong Kong comenzó a principios de junio en oposición a un proyecto de ley de extradición, que los críticos temían que pudiera ser utilizado para perseguir a los disidentes en la China continental. El proyecto de ley fue suspendido desde entonces, pero las protestas siguen: el martes hubo varios focos de tensión, ya que los manifestantes invadieron la seguridad del aeropuerto, utilizando carros portaequipajes para colocar barricadas frente a los puestos de control de seguridad y bloquearon el acceso de los pasajeros a sus vuelos.

Las autoridades del gobierno chino condenaron enérgicamente a los manifestantes el miércoles, calificando sus acciones de “quebrantar las bases de la ley, la moral y la humanidad”.

Update 09/08/2019, 1:40 horas:

Carrie Lam, líder de Hong Kong, no da su brazo a torcer: su prioridad es “detener la violencia”

La líder de Hong Kong, Carrie Lam, dijo el día de hoy que su prioridad es “detener la violencia” en lugar de hacer “concesiones políticas” mientras el movimiento de protesta en la localidad asiática seguía adelante con una manifestación en el aeropuerto.

Lam dijo que las interrupciones del tráfico y los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes han perjudicado la economía, en particular los sectores de venta al por menor y de alimentos y bebidas. Las manifestaciones, sin embargo, no están disminuyendo y hay más planeadas para este fin de semana, incluso en el aeropuerto, donde los manifestantes con carteles organizaron una sentada en los pasillos de llegada y salida el viernes para concientizar a los turistas.

La policía dijo que no había recibido una solicitud formal para la protesta en el aeropuerto y advirtió contra la violencia o los disturbios que podrían poner en peligro la seguridad pública. Incluso. emitieron cuatro cartas de objeción para las marchas previstas para el fin de semana.

Entre los carteles de los manifestantes en el aeropuerto figuraban los siguientes: “No hay desorden, sólo tiranía”, mientras que en los panfletos apilados en pilas se advertía a los visitantes sobre el uso intensivo de gas lacrimógeno por parte de la policía. Los agentes de policía dijeron que se utilizaron 800 latas de gas lacrimógeno durante las protestas del lunes, y periodistas y manifestantes dicen que muchos sufrieron irritación de la piel y otras lesiones como resultado de ello.

Aunque el aeropuerto parece funcionar con normalidad, se están realizando controles de identificación adicionales tanto para los viajeros como para los empleados, y las compañías aéreas están aconsejando a los pasajeros que lleguen antes de lo habitual para tomar sus vuelos.

Durante una huelga general el lunes, más de 100 vuelos fueron cancelados porque empleados de aerolíneas y aeropuertos estaban participando en la protesta, y en una rueda de prensa realizada hoy, representantes de la policía de Hong Kong afirmaron que aunque no tenían planeado emitir una prohibición total de las manifestaciones, estarían evaluando cada solicitud basándose en la capacidad de los organizadores para mantener el orden.

Una declaración del gobierno de Hong Kong en la que se hace referencia a las advertencias de seguridad en los viajes emitidas por 22 países y regiones parece reconocer el potencial de las protestas para devastar la crucial industria turística del territorio. El documento indica que el gobierno y la industria turística estaban trabajando para minimizar las interrupciones y que “todos están dispuestos a recibir y ayudar a los visitantes de Hong Kong en cualquier momento”. El gobierno dijo el jueves que las llegadas de turistas cayeron un 26% a finales del mes pasado en comparación con el año anterior y que continuaban cayendo en agosto. La industria del turismo representa el 4,5% de la economía del centro financiero y emplea a unas 250.000 personas, es decir, alrededor del 7% de la población activa total.

Las protestas, desencadenadas hace dos meses por una propuesta de ley de extradición que podría haber hecho que los sospechosos fueran enviados a China continental (donde los manifestantes afirman que podrían ser sometidos a tortura y a juicios injustamente politizados), se han transformado en llamamientos a favor de reformas democráticas más amplias en la ciudad semiautónoma china, junto con la dimisión del jefa del ejecutivo, Lam, y una investigación independiente de los presuntos abusos policiales.

La policía de Hong Kong dice que 592 personas han sido arrestadas desde el 9 de junio, con edades comprendidas entre los 13 y los 76 años. Se enfrentan a cargos que incluyen disturbios, que permiten penas de prisión de hasta 10 años, además de interferir con los deberes policiales y participar en reuniones no autorizadas.

Post original 08/08/2019, 12:28 horas:

“Armas peligrosas”: Protesta en Hong Kong desafía a la policía con un show de lásers luego del arresto de un estudiante

Mientras Hong Kong parece colapsar debido a los enfrentamientos cada vez más violentos entre los manifestantes y la policía en una crisis política cada vez más profunda, cientos de personas se reunieron el miércoles por la noche para un tipo de protesta bastante diferente: un espectáculo de lásers. Tanto la policía como los manifestantes están utilizando intensos rayos de luz unos contra otros, convirtiendo episodios a menudo violentos en escenas surrealistas de ciencia ficción.

Los manifestantes suelen apuntar con lásers a la policía antidisturbios, tanto en sus rostros como en cámaras de vigilancia para contrarrestar el reconocimiento facial. La policía también usó las luces para confundir e identificar a los manifestantes, y ya han comenzado a iluminar con fuertes luces a los periodistas que los acusan de obstruir sus reportajes.

El martes, un estudiante fue arrestado por posesión de un “arma ofensiva” después de ser encontrado llevando 10 apuntadores láser, lo que desencadenó una protesta nocturna frente a una comisaría de policía que los agentes dispersaron con gas lacrimógeno. En respuesta, los hongkoneses iniciaron un llamado “espectáculo de láser” en el museo espacial del puerto, invitando eufemísticamente a otros a “observar las estrellas” juntos, para lo cual también se pueden utilizar los punteros láser.

Los manifestantes apuntaron con sus plumas láser al museo en forma de cúpula, que cerró temprano en anticipación de la protesta, cubriendo la fachada y los árboles cercanos con luces vertiginosas y frenéticas de color verde, púrpura y rojo mientras la multitud estallaba en vítores: “Reclamar Hong Kong, la revolución de nuestro tiempo”, gritaban los manifestantes eufóricos, a una hora que coincidía con un espectáculo nocturno de láser y luz patrocinado por el gobierno, también en el puerto. “No hay fuego, no hay fuego”, decían los manifestantes, después de que la policía afirmara públicamente que los punteros podían iniciar fuego en edificios o en papel periódico.

“Hacemos esto para decirles a los demás que poseer un apuntador láser no significa tener un arma ofensiva, sino que tiene otros propósitos”, dijeron los asistentes. Un hombre de 33 años de edad, apellidado Szeto y que se unió a la protesta, dijo a AFP que los láser no fueron desplegados por los manifestantes para atacar a otros, sino para “protegerse a sí mismos”.

La policía condenó el miércoles el uso por parte de los manifestantes de “pistolas láser fácilmente invasivas” para apuntar a los oficiales, diciendo que los rayos se han vuelto “cada vez más fuertes, y sus colores son cada vez más diversos” en todo el movimiento de protesta. “Hasta ahora, tres de nuestros oficiales han recibido tratamiento médico después de que los manifestantes les dispararan con pistolas láser”, dijo el superintendente en jefe John Tse. “Incluso si el láser no es lo suficientemente fuerte como para causar lesiones, la fuerte exposición a la luz puede causar ceguera por destello”.

La ciudad se enfrenta a su peor crisis política desde que volvió al gobierno chino en 1997, y las protestas cada vez más impredecibles y crecientes han llevado a países como el Reino Unido, Irlanda, Australia, Japón y ahora Estados Unidos a emitir alertas de viaje. Las protestas comenzaron en oposición a una ley de extradición ahora suspendida, que habría permitido que los sospechosos fueran juzgados en los tribunales de China continental. Ahora se han convertido en una reacción violenta contra el gobierno del centro financiero asiático, alimentada por los temores de muchos residentes de erosionar las libertades bajo el control cada vez más estricto de los líderes del partido comunista chino en Pekín.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde