¡Espera un poco!
Read and listen

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Anna Delvey, la estafadora que se hacía pasar por heredera y socialite, fue declarada culpable

Mandatory Credit: Anna Delvey durante el juicio. Fotografía: Richard Drew/AP/REX/Shutterstock
Words mor.bo

El año pasado les contamos la increíble historia de Anna Sorokin (aka Anna Delvey), quien de la noche a la mañana luego de llegar a la ciudad de Nueva York como una supuesta heredera alemana comenzó a codearse con socialites, la élite del mundo del arte y mucho más, incluso estableciendo una fundación propia, viajando por todo el mundo y haciéndose pasar por millonaria… todo con el dinero de los demás. Hasta que sus influyentes amigos se dieron cuenta de que todo era una farsa, claro está.

Conocida por sus asociados de Manhattan (y sus alcancías personales) como Anna Delvey, Sorokin, de 28 años de edad, fue declarada culpable el jueves de varios cargos, incluyendo robo a gran escala, intento de robo a gran escala y robo de servicios, informa The New York Times. Sorokin fue declarada culpable de robar más de USD $200.000.

Sin embargo, algunos de los cargos en su contra no se mantuvieron, como un intento de robo en primer grado en relación con su búsqueda de un préstamo de USD $ 22 millones y la acusación de que había robado los US $ 60.000 que una amiga había usado para pagar un viaje a Marruecos.

Si bien recordamos, Sorokin nació en Rusia y en 2007 se mudó a Alemania, donde su padre dirigía un negocio de calefacción y refrigeración. En 2014, después de realizar una pasantía en la revista Purple en París, se mudó a la ciudad de Nueva York y convenció a mucha gente rica de que era una heredera alemana con un fondo fiduciario valorado en unos 60 millones de euros. Al enfrentarse a una escasez real de fondos, recurrió al engaño. Así decía el Times:

“Falsificó declaraciones financieras y mintió sobre su familia y su nombre, según las pruebas del juicio. Incluso se inventó un contador ficticio y un asesor financiero falso con direcciones de correo electrónico que se redirigían a la Sra. Sorokin, dijeron los fiscales. Cada vez que surgían discusiones sobre el dinero, ella prometía transferir fondos de su cuenta en Alemania. Sin embargo, nunca se transfirió ningún dinero”.

Sin embargo, durante el juicio, Sorokin afirmó que era una fiel creyente de las máximas de que “el dinero atrae el dinero” y que “hay que fingir hasta que sea verdad”, diciendo que nunca quiso robar a nadie y que tenía toda la intención de pagarle a todo el mundo una vez que sus negocios arrancaran. Sure, Jan.

El caso de Sorokin atrajo la atención de los medios el año pasado, ganándose el apodo de “la estafadora de SoHo”. Su historia será llevada a la ficción en el nuevo proyecto de la productora Shonda Rhimes para Netflix, que se espera sea estrenado el próximo año.

En el transcurso de su juicio, Sorokin una vez más llegó a los titulares cuando contrató a un ex editor de la revista Glamour para que le hiciera el styling para el tribunal. Sus trajes de corte, que incluyeron un vestido blanco puro y una gargantilla, incluso inspiraron una cuenta de Instagram, Anna Delvey Court Looks, que ha acumulado casi 4,000 seguidores.

Se espera que Sorokin sea sentenciada el 9 de mayo y, según informes, podría enfrentar hasta 15 años de prisión.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 22
    Me gustó
  • 6
    Me prendió
  • 9
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 13
    WTF!
  • 3
    Me confunde