CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Mental Health

5 mitos sobre los ataques de pánico que deben desaparecer

Nadie es inmune a los ataques de pánico. Fotografía: Healthline
Words mor.bo Reading 5 minutos

Atención: Este post busca simplemente servir como guía educativa y no pretende diagnosticar ni sustituir a un profesional de la salud. En caso de que te identifiques con algunos de los síntomas explicados aquí, por favor busca ayuda profesional en psicología o psiquiatría que te dará las herramientas que necesitas.

Imagínate que vas caminando por la calle y ves por el rabillo del ojo un camión que se dirige hacia ti a toda velocidad: tus instintos se activan y tu nivel de estrés se dispara. Tienes que moverte lo más rápido posible para salir del paso. Durante los siguientes momentos, sientes que tu vida pende de un hilo. Ahora, imagina que te enfrentas a esa sensación cuando estás comprando casualmente en el supermercado. Estos intensos episodios son una realidad para quienes luchan contra los ataques de pánico, que de acuerdo con la Mayo Clinic, son “episodios repentinos de miedo intenso que provoca reacciones físicas graves cuando no existe ningún peligro real o causa aparente”.

Publicidad

Entender los ataques de pánico y aprender la mejor manera de apoyarse a sí mismo y a los demás contribuye en gran medida a reducir el estigma que rodea a las enfermedades mentales. Puede reducir una de las partes más difíciles de los ataques de pánico: explicar lo que ha ocurrido, o lo que está ocurriendo, a las personas que le rodean. El estigma de la enfermedad mental suele ser la parte más difícil de sobrellevar en situaciones en las que alguien ya lo está pasando mal, y por esta razón, aprender a separar el mito de la realidad puede marcar la diferencia, tanto para las personas que experimentan ataques de pánico, como para aquellas que quieren entender cómo apoyar a las personas que aman. Hoy desmontamos algunos mitos sobre los ataques de pánico.

Los ataques de pánico solo les ocurren a las personas perezosas, débiles o frágiles.

Esto no podría estar más lejos de la realidad. Todavía los científicos trabajan para comprender las raíces del trastorno de pánico, pero los investigadores parecen estar de acuerdo en que el culpable es probablemente una combinación de genética, entorno y experiencias vitales negativas. Los ataques de pánico no son el resultado de personas que “simplemente no quieren hacer el trabajo” o que “eligen” tener ataques de pánico para hacerse las víctimas. Esta es una narrativa totalmente incorrecta e increíblemente dañina. El trastorno de pánico es una enfermedad muy real, y las personas que lo padecen a menudo experimentan ataques de pánico de forma totalmente inesperada y sin relación con sus vidas. Los ataques de pánico están totalmente fuera del control del individuo y dan lugar a intensos síntomas físicos que pueden imitar graves condiciones que amenazan la vida. No son el resultado de “defectos de carácter” o de un comportamiento de búsqueda de atención.

Los ataques de pánico son una reacción exagerada al estrés o la ansiedad crónicos

Aunque el estrés y la ansiedad pueden provocar ataques de pánico, llamar a los ataques de pánico una “reacción exagerada” sugiere que está dentro del control de quienes padecen el trastorno de pánico reaccionar adecuadamente. Pero para quienes padecen un trastorno de pánico, no se trata de una reacción exagerada: los sentimientos de terror son muy reales y se producen sin permiso ni dirección. Además, los ataques de pánico pueden ocurrir sin estrés asociado, sucediendo en cualquier momento y aparentemente sin razón.

Experimentar ansiedad y tener un ataque de pánico es lo mismo

Sentirse abrumado y ansioso es a menudo lo que más se acerca a un ataque de pánico para muchas personas, lo que puede llevar a comparaciones perjudiciales e insensibles. La verdad es que todes sentimos ansiedad. Pero la mayoría de nosotros no experimentamos los aterradores síntomas físicos de miedo abrumador que acompañan a los ataques de pánico. Y muchas menos personas hemos experimentado la naturaleza recurrente e inesperada de los ataques de pánico, que implica síntomas físicos recurrentes que afectan el funcionamiento y la calidad de vida.

Publicidad

Solo las personas diagnosticadas con una enfermedad mental experimentan ataques de pánico

Nadie es inmune a los ataques de pánico. Si bien es cierto que algunas personas pasarán toda su vida sin tener un episodio de este tipo, no existe un factor único determinante que decida quién desarrolla un trastorno de pánico y quién no. Las personas pueden sufrir ataques de pánico aunque nunca hayan tenido ansiedad antes, tengan una vida relativamente buena, se sientan agradecidas por su buena suerte o no tengan antecedentes familiares de trastornos mentales. Cualquiera puede experimentar un ataque de pánico, incluso sin un diagnóstico de enfermedad mental. Dicho esto, algunas personas tienen más riesgo de experimentar múltiples ataques de pánico a lo largo de su vida, incluidas las personas con antecedentes familiares de ataques de pánico o historia de abuso o trauma infantil. Alguien también tiene un mayor riesgo si tiene diagnósticos de: trastorno de pánico, trastorno de ansiedad generalizada (TAG), o trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Lo único que necesita alguien con un ataque de pánico es un trago o un poco de marihuana

Si bien la automedicación es común entre las personas con trastornos de ansiedad, no es un tratamiento eficaz. Un trago (o dos) puede hacerte pasar un evento social con un mínimo de ansiedad, pero cualquier automedicación (ya sea con alcohol, marihuana, otras drogas o cigarrillos) es solo otra forma de evitar un trastorno en lugar de tratarlo. A largo plazo, la automedicación puede ser perjudicial de otras maneras. Así que en su lugar, busca un profesional para que proporcione un tratamiento para la ansiedad y, posiblemente, un tratamiento para la adicción si te cuesta dejar las sustancias.

Publicidad

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 2
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE