CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Lists Style

10 looks de Grace Jones que la convierten en la diosa afrofuturista de la moda

Grace Jones. Fotografía: John D. Kisch /
Words Mirangie Alayon

A sus 72 años, Grace Jones es la dueña de una inimitable visión estética. Meticulosamente elaborada y en constante evolución en colaboración con el maestro creador francés Jean-Paul Goude, la imagen afrofuturista de la cantante es tan integral a su carácter como su sensual voz y su subversiva presencia en el escenario. Y aunque su moda cubista, desde sus trajes de hombros afilados hasta sus vestidos arquitectónicos usados con tocados de Philip Treacy siempre han sido una parte vital de la ecuación visual, su estilo, su corte de cabello y su fantástico maquillaje la han convertido en un ícono desde hace cuatro décadas.

Nacida en Spanish Town, Jamaica, y criada en el norte del estado de Nueva York, Jones vivía en la Gran Manzana y cultivaba su imagen de modelo en ascenso cuando se afeitó radicalmente todo el cabello a finales de los años 60. “Me hizo ver más abstracta, menos atada a una raza, sexo o tribu específicos”, dijo una vez. “Era negra, pero no negra; mujer, pero no mujer; americana, pero jamaiquina; africana, pero ciencia ficción”. En 1970, se mudó a París, donde su aspecto poco convencional fue recibido con aplausos, y así comenzó su meteórico ascenso a la fama.

“Me gusta vestirme como un hombre. Me encanta. Cuando era modelo solía hacer fotos en las que me vestía como mi hermano pequeño. Sin maquillaje, y me veía como un chico. Me siento femenina cuando me siento femenina. Me siento masculino cuando me siento masculino. Soy alguien a quien le gusta cambiar los roles. Algunas personas son de ambos sexos. Creo que uno sale de la manera en que sale, y tiene que aceptarlo con honestidad”.

Modelando para Yves Saint Laurent y Kenzo y posando para fotógrafos como Helmut Newton y Guy Bourdin, Jones trató su cabello como una escultura, moldeándolo en formas geométricas con elaborados grabados, y sus estilos se convirtieron en algo notorio. De igual manera, su ágil pero musculosa figura, a menudo torcida y andrógina, y su maquillaje realzaban su mirada almendrada, sus pómulos afilados como una navaja y su boca carnosa. Una diosa.

Desde la portada de su álbum debut Portfolio en 1977 hasta sus legendarias noches de discoteca en Studio 54, su rostro estaba perpetuamente inundado de pigmentos Technicolor — bordes de sombra azul de medianoche en los párpados, rubor ardiente en las mejillas, y puntuado por el delineador de ojos alado estilo Cleopatra, arcos hiperbolizados y labios burdeos oscuros.

A lo largo de la siguiente década, desdibujando el new wave, la música disco y el reggae con éxitos en la pista de baile como Pull Up to the Bumper y Slave to the Rhythm, siguió traspasando los límites de la belleza, incluso en la pantalla, como una chica Bond completamente vestida con un atractivo sexual manifiesto en A View to a Kill de 1985, y como una stripper surrealista con un don para las declaraciones visuales fuera de lo normal (pelucas rojas impactantes, garras con punta de plata, labios metálicos violetas) y arte corporal en mosaico pintado por el artista Keith Haring en Vamp, de 1986.

Y desde su apogeo en los 80, Jones no ha parado de ofrecer sonidos y estilos de otro universo. Jones fue una de las primeras mujeres músicas en desafiar los estereotipos de género, raza y sexualidad, y es sin duda una referencia para los creativos provocadores de hoy en día, pero de alguna manera permaneciendo siempre un poco a la izquierda del mainstream.

Décadas después, Grace Jones permanece como un ícono desafiante, inquebrantable en el camino de forjar su propio viaje creativo. Tratar de encajarla en una caja singular es difícil. Esta leyenda jamaiquina ha demostrado que es posible tener una carrera como cantante, compositora, actriz, supermodelo y más. Pero si hay algo que la define en todos sus diferentes esfuerzos son sus increíbles momentos fashion: ya sea que se desnude y haga shows solo cubierta con body paint o lleve puestas esculturas para transformarse en una deidad, el aspecto de Jones siempre está a la vista, desafiante y fiero. En honor a la leyenda misma, hoy les traemos 10 de los mejores looks de Grace Jones.

1. Studio 54

Grace Jones. Fotografía: Getty Images
Grace Jones. Fotografía: Getty Images

Durante la década de los 70, Grace Jones fue una de las invitadas más destacadas de las salvajes noches del club neoyorquino Studio 54, a donde iba no solo a ver y dejarse ver, sino a moverse en el medio de la pista, pasar un buen rato con otras celebridades y ofrecer looks como este, que resumían la decadencia de la era disco.

2. Drama!

Grace Jones. Fotografía: CoolTrend
Grace Jones. Fotografía: CoolTrend

Eiko Ishioka, la directora creativa y diseñadora de vestuario ganadora del Oscar, fue una de las fuerzas detrás de los looks de Jones para su Hurricane Tour, para el que la artista jamaiquina llevó al menos una docena de looks diferentes, que iban desde leotardos tribales, armaduras futuristas y demoníacas, fantasías aladas y este oufit inolvidable en el que parecía convertirse en una reina de corazones gótica e implacable. Lo mejor del vestido era la parte de atrás, que revelaba un desnudo posterior disimulado con un leotardo bronce brillante, que en Jones parecía reflejar su tono de piel cubierto con glitter.

Grace Jones. Fotografía: CoolTrend
Grace Jones. Fotografía: CoolTrend

3. Postmodern Diva

Grace Jones. Fotografía: Getty Images
Grace Jones. Fotografía: Getty Images

Nada dice postmodernismo mejor que este look de Jones del año 1979, estrenado en uno de sus shows y diseñado por Jean-Paul Goude y el puertorriqueño Antonio López, quienes juntos crearon una gama de ropa de maternidad constructivista para que la embarazada Jones la llevara durante sus conciertos y actuaciones, incluyendo este conjunto vanguardista.

4. Neon & Pink

Grace Jones. Fotografía: Getty Images
Grace Jones. Fotografía: Getty Images

Que no se diga que Grace Jones deja que algo tan pequeño como “poder ver claramente” se interponga en el camino de un outfit. Ya sabemos que sus actuaciones en vivo garantizan looks showstoppers, y accesorios como mohawks de acrílico, boinas, tocados africanos, y hasta platos. O incluso un cubo verde neón, como el se usó en este show en el 2012, diseñado por Philip Treacy, y acompañado por un saco de faux fur color rosa neón. Tengan en cuenta que el leotardo, visto por primera vez en la artista cuatro décadas atrás sigue siendo una marca registrada cuando se trata de los looks de Jones.

5. Nightclubbing

Grace Jones. Fotografía: John D. Kisch /
Grace Jones. Fotografía: John D. Kisch / Separate Cinema Archive

Si hay un look que defina a Grace Jones y a la década de los 80 de pies a cabeza es la fotografía del poster del LP Nightclubbing de 1981: la piel de Grace Jones tiene casi una iridiscencia violeta, que aunada a su chaqueta de hombreras oversized y cuadradas, su corte de cabello arquitectónico y brillantes labios con un cigarrillo casi colgando accidentalmente de ellos, hizo de este outfit y este beauty look en algo que marcó la cultura pop para siempre. No importa realmente si Jones estaba descalza o desnuda del pecho para abajo: este shot de su torso fue suficiente para convertirla en ícono para siempre.

6. Keith Haring Muse

Grace Jones. Fotografía: Robert Mapplethorpe
Grace Jones. Fotografía: Robert Mapplethorpe

Grace Jones y el artista neoyorquino Keith Haring fueron una pareja creativa perfecta, y su energía de colaboración dio lugar una vez a este look completamente fuera de serie para su papel como stripper vampiresa trastornada en el filme de culto de ciencia ficción Vamp. Sin embargo, esta no fue la única creación icónica que la pareja soñó. Haring también pintó a la cantante con sus característicos pictogramas en blanco y negro para una imagen tomada por el fotógrafo Robert Mapplethorpe (arriba), así como para algunos de sus más singulares atuendos escénicos. Es un look que desde entonces Jones mantiene en sus shows.

Grace Jones. Fotografía: Artnet
Grace Jones. Fotografía: Artnet

7. Latex Queen

Grace Jones. Fotografía: Getty Images
Grace Jones. Fotografía: Getty Images

Mientras que muchos prefieren adoptar aspectos más clásicos para ir a la inauguración de una galería, Grace Jones prefiere ser el centro de atención: arriba la vemos en el opening de la Serpentine Gallery Summer Party en Londres, llevando un mini vestido de látex, plataformas de gladiadora y un sombrero de Philip Treacy que parece ser un predecesor de los sombreros de hoy de Jacquemus.

8. Gaultier Dominatrix

Grace Jones. Fotografía: Getty Images
Grace Jones. Fotografía: Getty Images

Muchos artistas de los 80, por mucho que lo intentaran con su cuero y su maquillaje, no llegaban ni a los pies de Jones cuando se trataba de una declaración de estilo audaz. A veces menos es más, y prueba de ello es este vestido de diseño estructural de Jean Paul Gaultier construido en raso, que Jones remató con un sombrero de sol de gran tamaño.

9. Slave To The Rhythm

Portada del álbum "Island Life" de Grace Jones. Fotografía: Jean-Paul Goude
Portada del álbum “Island Life” de Grace Jones. Fotografía: Jean-Paul Goude

Como si se tratara de una brillante escultura tallada en ébano, Grace Jones no siempre necesitó ropa para hacer un statement, y prueba de ello es la icónica portada de su álbum Island Life, en donde solo unos calentadores y franjas de tela sirven para enmarcarla como una diosa. La imagen fue creada por el fotógrafo francés Jean-Paul Goude, colaborador de larga data de Jones, quien hizo una composición imposible de varias imágenes para crear esta contorsión casi perfecta de la artista.

10. Cannes, Darling

Grace Jones. Fotografía: Getty Images
Grace Jones. Fotografía: Getty Images

La alfombra roja del Festival de Cine de Cannes es casi una pasarela en sí, algo que queda demostrado cada año durante los estrenos de los filmes en cada edición, y el año 2001 no fue la excepción gracias a la presencia de Jones, quien hizo una gran entrada en las famosas escaleras llevando este outfit plisado en color blanco y forma de estrella, emparejado con pantalones negros chic y gafas de sol.

Bonus: Walk, Walk, Fashion Baby

Grace Jones. Fotografía: Getty Images
Grace Jones. Fotografía: Getty Images

El año pasado, Grace Jones demostró que el espíritu de Studio 54 y Soul Train estaba vivo en París cuando Zendaya estrenó su colección con Tommy Hilfiger en un electrizante show que contó entre sus modelos a Jones, quien bailó en el escenario y se dio una palmada en el trasero al ritmo de su propio tema Pull Up To The Bumper, llevando un traje dorado y una chaqueta metálica. Qué bien se ve a los 70 años, ¿no?

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 11
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 29
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • 1
    Me confunde